Seleccionar página

Por Luisina Gala Golosetti. Directora de Gobierno y Participación Ciudadana. Fundación Iniciativa.

No es ninguna novedad que vivimos en un mundo que se complejiza día a día. Esta realidad repercute directamente en los gobiernos de todo el mundo, para los cuales es cada vez mas difícil dar respuesta a los reclamos de hoy  con las herramientas del pasado.

Es en este contexto, que el concepto de “Gobiernos F.A.S.T.” es introducido por el Word Economic Forum en un articulo sobre el futuro de los gobiernos. El acrónimo “F.A.S.T.” en este caso hace referencia a la necesidad de construir gobiernos mas planos (flatter), ágiles (agile), aerodinámicos (streamlined) y tecnológicoS (tech-enabled). Lo característico de este tipo de gobiernos, es el desarrollo de servicios públicos innovadores y la satisfacción de forma eficiente de las necesidades de los ciudadanos. A pesar de que la traducción de “fast” en español es “rápido”, no significa necesariamente que todas las decisiones deben ser tomadas de forma instantánea, pero si es común que los tiempos de respuesta se acorten a partir del uso de los principios utilizadas por este modelo. Detallamos a continuación una breve síntesis sobre las principales características de esta novedosa forma de concebir el funcionamiento de los gobiernos del siglo XXI, a partir de las palabras que dan sentido a cada una de las siglas es cuestión.

Comenzando con el carácter plano que deben tener los “gobiernos F.A.S.T.”, hay cuatro maneras de “aplanar” un gobierno. La primera es a través de la participación ciudadana, a partir de la cual se generan relaciones mas directas entre el gobierno y el pueblo aprovechando las nuevas tecnologías, para promover la participación con mecanismos como las consultas en linea y la apertura de datos. La segunda es la eficiencia administrativa, según la cual se deben disminuir las capas de jerarquía y la burocracia utilizando métodos de trabajo colaborativo, rediseñando los procesos y analizando constantemente el entorno para fomentar la toma de decisiones basada en evidencia. La tercera es mediante el aplanamiento de la toma de decisiones, tanto verticalmente proveyendo de nuevos datos e información a los que elaboran las políticas públicas, como horizontalmente a través de la construcción de entornos colaborativos entre los distintos organismos al interior de los gobiernos. Finalmente, la colaboración intergubernamental a partir de la creación de redes entre el sector publico, privado, las universidades y las organizaciones de la sociedad civil permitirán a los gobiernos resolver problemas complejos a partir de la innovación.

El segundo caracter de estas organizaciones es la agilidad y la capacidad de adaptación necesarias en un entorno tan cambiante como el actual. Esto implica “des-organizar” las estructuras, los procesos y las regulaciones cuando ya no sean necesarias o evaluar si pueden realizarse de forma mas eficiente. Para que sea posible, es necesario que los cambios en los procesos organizacionales sean mas ágiles, los marcos regulatorios menos rígidos y los recursos humanos posean la capacidad de resolver problemas rapidamente, a partir del uso de datos en tiempo real y el trabajo en red.

La tercer caracteristica, es el diseño aerodinámico del Estado, que permita reducir el tamaño de los gobiernos y el gasto público, al mismo tiempo que se mejoran los niveles de servicios. La reducción de personal debe hacerse de forma cuidadosamente planificada para no perder recursos humanos valiosos con capacidades y conocimientos necesarios para los nuevos desafíos de la administración publica. Ademas, para que estas organizaciones mas delgadas puedan cumplir de forma eficiente con sus objetivos, es necesario el desarrollo de estrategias tales como, compartir servicios, trabajo y recursos mediante enfoques de trabajo en red, el aprovechamiento de las capacidades instaladas en la sociedad gracias a la participación ciudadana y la utilización de estrategias de gobierno 2.0.

Finalmente, es indudable, que los gobiernos FAST deben hacer buen uso de la tecnología, para lo cual es esencial contar con una fuerza laboral capacitada al efecto, al igual que marcos regulatorios y estándares de procedimientos alineados a las dinámicas del mundo en red. La construcción de gobiernos electrónicos resulta un imperativo en el mundo interconectado en que vivimos, ya que permite aprovechar el potencial de las TICs para fortalecer la relación con el ciudadano y ofrecerle mejores servicios.

Es evidente que el modelo FAST es una verdadera transformación del sistema gubernamental que incorpora mayor transparencia, apertura y efectividad a los gobiernos. Ademas, promueven una mayor participación ciudadana, interconexión entre los distintos órganos de gobierno y mayor relacionamiento con el sector privado. La nuevas tecnologías son el elemento que vuelven todo esto posible, pero el ingrediente fundamental para que podamos ver nacer gobiernos F.A.S.T. es el liderazgo y compromiso político de quienes tengan a cargo la administración de los recursos públicos.

Fuente: 

http://www3.weforum.orgdocsEU11WEF_EU11_FutureofGovernment_Report.pdf

Abrir chat