Seleccionar página

Por Ariel R. Tejera. Director Ejecutivo. Fundación Iniciativa.

La semana pasada el FMI publicó la actualización de las perspectivas de la economía mundial, respecto a los datos del informe de octubre de 2016. Si bien los nuevos números no apuntaron cambios significativos a nivel agregado para el mundo, se destacó una posible mejora en la performance de las economías avanzadas, impulsada por el fortalecimiento de la actividad en el último semestre y el plan de estímulo fiscal anunciado en EE.UU. De esta forma, la tasa de expansión del PBI podría alcanzar 1,9% en estas economías en 2017, superando en 0,1 p.p. a las perspectivas de octubre.

Por otra parte, las proyecciones de crecimiento habrían empeorado ligeramente en las economías emergentes y en desarrollo. En este sentido, el agregado promediaría una expansión de 4,5%, con un abanico de resultados heterogéneos. En particular, las proyecciones también fueron ajustadas a la baja para las economías de América Latina. De esta forma, alcanzarían un crecimiento de 1,2%, en el agregado. Le FMI destacó que si bien el plan de estímulo en EE.UU. podría aumentar el flujo de exportaciones de los países latinoamericanos, aun existiría incertidumbre sobre la política de comercio exterior de la nueva administración. Además, nuevas subas de tasas de interés podrían hacer caer los flujos de capitales hacia las economías latinas.

Argentina no quedó al margen de los recortes. Así, el organismo indicó que en 2017 se alcanzaría un crecimiento de 2,2%, 0,7 p.p. por debajo de lo esperado en octubre. Se destaca que, con estos números, quedaría muy atrás el supuesto planteado por el gobierno local en el Presupuesto 2017, donde se proyectaba una tasa de 3,5%.

Si bien los mercados locales proyectaron un crecimiento en torno al 3% según el último Relevamiento de Expectativas (REM) del BCRA, el contexto actual podría imponer revisiones en las perspectivas del sector privado para lo que resta del año.

Captura de pantalla 2017-01-28 a las 5.38.12 p.m.En tanto, en términos de inflación, desde el FMI indicaron que se espera una desaceleración “considerable” en Argentina, para el 2017. De todas formas, desde la institución sembraron dudas sobre la capacidad del BCRA de cumplir con la meta pautada de 12-17% anual.

De todas formas, debe destacarse que la autoridad monetaria ha mostrado un importante compromiso en la lucha contra la inflación. A través de la implementación del programa de metas ha logrado cumplir con los objetivos propuestos para el 2016. En tanto, para el 2017, el mercado estima que la inflación se ubicará ligeramente por encima de la pauta, lo que implicaría solo un pequeño esfuerzo por parte de la autoridad monetaria para poder alcanzar los objetivos establecidos.