Seleccionar página

Por. Luisina Gala Golosetti. Coordinadora de la Incubadora Iniciativa.

En ocasiones el mayor valor que tiene un negocio es su marca, ya que es lo que le permite diferenciarse en el mercado y poder incrementar su margen de rentabilidad. Es por todo esto que es importante protegerla. 

Una marca es un signo distintivo para identificar productos o servicios. Es por eso que se pueden registrar una o más palabras con o sin contenido conceptual, dibujos, isologotipos, combinaciones de letras y números, frases publicitarias originales, marcas sonoras, olfativas o trimidensionales.

El principal objetivo del registro es evitar que los consumidores adquieran un producto por otro por tener una misma marca. De esta forma se busca evitar que el emprendedor que invirtió en hacer conocer su marca sea perjudicado por un tercero que aprovecha la notoriedad de su marca utilizándola para sus productos o servicios. 

Es por esto que la marca puede registrarse dentro de 34 clases de productos y 11 de servicios, ya que la confusión de la que hablamos anteriormente no opera si se denomina de la misma forma una marca de zapatos y una marca de gaseosas. Generalmente los emprendedores cuando inician inscriben su marca en la categoría que mejor se relaciona con el producto o servicio que comercializa, pero de todas formas pueden solicitar una protección mayor inscribiendo su marca en mas categorías, lo cual tendrá un costo adicional.  

Para saber si la marca que queremos inscribir está libre podemos buscar de forma gratuita en la base de datos que se encuentra en la pagina web del Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI) que es el organismo del Estado donde se registran las marcas. 

La gran pregunta sin duda es ¿Qué pasa si no registro mi marca?. Los riesgos son dos, por un lado puedo estar usando una marca registrada por otro, corriendo el riesgo de ser obligado a dejar de utilizarla o también puede suceder que ante tu éxito alguien la inscriba impidiéndote utilizarla. De todas formas, el uso público, pacífico y continuado genera derechos en Argentina porque se puede invocar que uno viene usando la marca desde mucho antes que el tercero que la busca inscribir, pero de todas formas no es seguro que se le reconozca al primero el derecho, ya que el derecho de propiedad de la marca sólo lo otorga su inscripción. 

Este derecho de propiedad al que referimos tiene una duración de 10 años desde otorgado y puede ser renovado indefinidamente. Como todo derecho de propiedad le permite a su dueño hacer uso de la marca y también autorizar su uso por terceros. 

La inscripción puede ser llevada adelante por un abogado o por el mismo emprendedor desde la pagina del INPI. El tramite suele durar entre 12 y 18 meses. Pero puede suceder que alguien tenga registrada una marca igual y similar y se oponga a la inscripción, en ese caso el tramite se puede demorar y es necesario contratar un abogado. 

Si ya diseñaste tu marca te recomendamos que inicies los tramites para inscribirla ya que va a llevar un tiempo hasta que puedas tener el registro de esa marca.